Defensa Civil brinda recomendaciones en caso de sismo


Antes del terremoto

  • En familia, armar el Plan de Acción Familiar: planificar de acuerdo a las actividades y posibles escenarios cómo actúa cada integrante si están en casa o si cada uno está en su actividad.

  • Conocer con antelación las áreas de seguridad tanto internas como externas del domicilio. Realizar una evaluación de la estructura de la casa.

  • Establecer el rol que debe tener cada integrante de acuerdo a su edad y capacidad. Por ejemplo: ¿quién corta el gas?, ¿quién se hace cargo de la mascota o del abuelo?

  • Mantener limpios los techos y los bordes de los mismos de macetas, maderas u otros objetos que puedan caerse.

  • Preparar la mochila de emergencia.

¿Qué hacer en caso de un terremoto?

  • Conserve la calma, no permita que el pánico se apodere de usted.

  • Tranquilice a las personas que estén a su alrededor.

  • Ejecute las acciones previstas en el plan familiar.

  • Diríjase a los lugares seguros previamente establecidos: debajo de la intersección de vigas y columnas de concreto; una vez ahí cúbrase la cabeza con ambas manos colocándola entre las rodillas o debajo de una mesa de madera póngase en posición fetal, sobre el costado izquierdo cubriéndose la cabeza.

  • Aléjese de los objetos que puedan caer, deslizarse o quebrarse (vidrios – espejos).

  • No se apresure a salir, el sismo dura sólo unos segundos y es posible que termine antes de que usted lo haya logrado.

  • No utilice ascensores ni escaleras. Espere a que el movimiento termine

  • De ser posible, cierre las llaves del gas, corte la luz y evite prender fósforos o encendedores o cualquier fuente de incendio.

  • Ejecutar el plan previo sin distracción. La mayor parte de las víctimas se producen por colapso de paredes y techos, vidrios y objetos cortantes o pesados que se caen.

Después del sismo

  • Tomar la Mochila de Emergencia, que debe estar en un lugar estratégico.

  • Evitar correr y gritar.

  • Verifique si hay lesionados, incendios o fugas de cualquier tipo. De ser así, llame a los servicios de auxilio.

  • Use el teléfono sólo para llamadas de emergencia.

  • Escuche la radio para informarse y colabore con las autoridades.

  • Si es necesario evacuar el inmueble, hágalo con calma, cuidado y orden, siga las instrucciones de las autoridades.

  • Reúnase con su familia en el lugar previamente establecido: este debe ser un lugar que se considere seguro, por ejemplo, un parque o una plaza.

  • No encienda fósforos ni use aparatos eléctricos hasta asegurarse de que no haya fugas de gas. Transcurrido un tiempo, efectúe con cuidado una revisión completa de su casa y mobiliario. No haga uso de ella si presenta daños graves.

  • Limpie los líquidos derramados o escombros que ofrezcan peligro.

  • Esté preparado para futuros sismos (réplicas), los que generalmente son más débiles, pero que igualmente pueden ocasionar daños adicionales.

  • Aléjese de edificios dañados y evite circular donde existan deterioros considerables.

  • No consuma a

  • limentos ni bebidas que hayan podido estar en contacto con vidrios rotos o algún contaminante.

  • Ayude a la gente que lo necesite y no propague rumores.

  • No mueva a las personas seriamente heridas salvo que haya evidencia de un colapso. Busque o pida ayuda especializada.